Cuidamos de quien nos cuida

 

La pandemia global de la COVID ha hecho aflorar numerosos problemas de salud mental en la población general. Según el estudio de la Tackling the mental health impact of the COVID-19 crisis (OCDE, mayo 2021) partir de marzo de 2020 la prevalencia de la ansiedad y la depresión aumentó y, en muchos países incluso se duplicó. El colectivo de profesionales de la salud ha estado luchando de forma ininterrumpida contra la COVID en las distintas olas de la pandemia y también está sufriendo consecuencias a nivel de salud mental. Algunas encuestas indican que el 50% de estos profesionales puede sufrir trastornos de estrés postraumático y casi 1/3 ha considerado dejar la profesión en los últimos meses. En el Hospital Vall d’Hebron, complejo sanitario reconocido a nivel mundial ubicado en Barcelona, las tecnologías inmersivas de Broomx comenzaron a implementarse como recurso terapéutico clave en las terapias de mindfulness y relajación a finales de 2020, debido a la necesidad de mejorar la salud mental de los profesionales.

Mindfulness inmersivo

 

Las terapias inmersivas de mindfulness y relajación se utilizan para mejorar la salud emocional del personal sanitario. Un estudio llevado a cabo en el Hospital Vall d’Hebron indicó que las terapias de mindfulness en entornos inmersivos son una herramienta muy interesante para reducir la ansiedad y prevenir trastornos mentales, y sus beneficios pueden aplicarse también a pacientes de distintos grupos de edad y sus familias. El proyecto en el Hospital Vall d’Hebron se centró en ofrecer sesiones grupales de mindfulness guiadas por una profesional del propio centro, y potenciadas con los entornos inmersivos de Broomx. El interés y la demanda por participar en estas sesiones crecieron muchísimo, y la valoración por parte de los profesionales ha sido muy positiva.

Mindfulness inmersivo

 

Las terapias inmersivas de mindfulness y relajación se utilizan para mejorar la salud emocional del personal sanitario. Un estudio llevado a cabo en el Hospital Vall d’Hebron indicó que las terapias de mindfulness en entornos inmersivos son una herramienta muy interesante para reducir la ansiedad y prevenir trastornos mentales, y sus beneficios pueden aplicarse también a pacientes de distintos grupos de edad y sus familias. El proyecto en el Hospital Vall d’Hebron se centró en ofrecer sesiones grupales de mindfulness guiadas por una profesional del propio centro, y potenciadas con los entornos inmersivos de Broomx. El interés y la demanda por participar en estas sesiones crecieron muchísimo, y la valoración por parte de los profesionales ha sido muy positiva.

Contenido adecuado a las necesidades de los participantes

 

Con la colaboración del Doctor Josep Antoni Ramos-Quiroga, responsable del departamento de psiquiatría y presidente de la comisión de innovación del Hospital Universitari Vall d’Hebron, Eva Aurín, responsable de innovación y eHealth, y Mercedes Rodríguez, supervisora de enfermería, se trabajó en la creación unos contenidos de relajación específicos (la colección Elementia, incluida en el catálogo Broomx) que brindan un ambiente muy relajante y ayudan a al personal sanitario a evadirse de sus preocupaciones diarias. Durante las sesiones, guiadas por la enfermera certificada en instrucción de mindfulness por la Universidad de Barcelona Marta Achutegui, los participantes pueden sumergirse en el océano, nadar con delfines o zambullirse en un colorido universo de mandalas, acompañadas por música creada para proporcionar relajación y bienestar.

Contenido adecuado a las necesidades de los participantes

 

Con la colaboración del Doctor Josep Antoni Ramos-Quiroga, responsable del departamento de psiquiatría y presidente de la comisión de innovación del Hospital Universitari Vall d’Hebron, Eva Aurín, responsable de innovación y eHealth, y Mercedes Rodríguez, supervisora de enfermería, se trabajó en la creación unos contenidos de relajación específicos (la colección Elementia, incluida en el catálogo Broomx) que brindan un ambiente muy relajante y ayudan a al personal sanitario a evadirse de sus preocupaciones diarias. Durante las sesiones, guiadas por la enfermera certificada en instrucción de mindfulness por la Universidad de Barcelona Marta Achutegui, los participantes pueden sumergirse en el océano, nadar con delfines o zambullirse en un colorido universo de mandalas, acompañadas por música creada para proporcionar relajación y bienestar.

Mejora el 100% el estado de ánimo del participante

 

““Para detectar posibles trastornos y analizar los resultados de la terapia, iniciamos la sesión realizando dos encuestas con tres preguntas, una a la entrada y otra a la salida de las sesiones. Por ahora, el 100% de las personas que han probado la experiencia quieren repetirla ”dice Merche Rodríguez, supervisora de enfermería del departamento de Psiquiatría del Hospital Vall d’Hebron.

 

Antes de empezar la sesión, Merche señala que se pide a los participantes que definan en una palabra el sentimiento o emoción que mejor describe el momento en el que se encuentran, y el 80% responde “preocupación”. Al final de la sesión, el estado de ánimo mejora notablemente, y a la misma pregunta el 100% de los participantes responden que se encuentran «tranquilos y /o relajados». Más de un centenar de profesionales participa de estas sesiones, y se están recogiendo datos para llevar a cabo un estudio interno que determine los beneficios de estas prácticas.

Futuros usos de

la tecnología

inmersiva

 

Como las primeras evaluaciones han sido muy prometedoras, los responsables del Hospital tienen previsto aumentar el uso de esta tecnología para llevar a cabo actividades adaptadas tanto a pacientes pediátricos ingresados en el hospital, como a pacientes de larga estancia. Durante una de las sesiones, una joven paciente entró en la habitación equipada con la tecnología Broomx. La paciente, diagnosticada con autismo (TEA) y que durante los meses de su hospitalización apenas hablaba con nadie, comenzó a interactuar con la proyección y a describir y explicar lo que estaba viendo y lo que sentía. En ese momento se reproducía un vídeo de tortugas y medusas muy estimulante a nivel visual. Su comunicación durante la sesión inmersiva fue una gran sorpresa para todo el personal del hospital, y es un claro indicio que las sesiones de terapia visual inmersiva son unas herramientas que pueden tener un uso extendido en múltiples áreas, como el tratamiento de trastornos de salud mental y cuidados paliativos infantiles.

 

No te pierdas el vídeo testimonial a continuación!

 

Futuros usos de

la tecnología

inmersiva

 

Como las primeras evaluaciones han sido muy prometedoras, los responsables del Hospital tienen previsto aumentar el uso de esta tecnología para llevar a cabo actividades adaptadas tanto a pacientes pediátricos ingresados en el hospital, como a pacientes de larga estancia. Durante una de las sesiones, una joven paciente entró en la habitación equipada con la tecnología Broomx. La paciente, diagnosticada con autismo (TEA) y que durante los meses de su hospitalización apenas hablaba con nadie, comenzó a interactuar con la proyección y a describir y explicar lo que estaba viendo y lo que sentía. En ese momento se reproducía un vídeo de tortugas y medusas muy estimulante a nivel visual. Su comunicación durante la sesión inmersiva fue una gran sorpresa para todo el personal del hospital, y es un claro indicio que las sesiones de terapia visual inmersiva son unas herramientas que pueden tener un uso extendido en múltiples áreas, como el tratamiento de trastornos de salud mental y cuidados paliativos infantiles.

 

No te pierdas el vídeo testimonial a continuación!

 

Gracias por contactar a Broomx.

Su mensaje fue enviado con éxito, nuestro
equipo se pondrá en contacto contigo pronto!

¿Quieres aprender más?

 

Descubre cómo nuestras soluciones inmersivas pueden beneficiar tus proyectos.

 

Generic forms ESP
Política de privacidad

Nos preocupamos por sus datos y usamos cookies solo para mejorar su experiencia..

Para obtener más información, puede visitar nuestra página de privacidad y cookies.
Accepto
Hablemos